iNFO XXI

Compartir

¿Qué son los virus? y ¿cómo funcionan?

 

Los virus son parásitos diminutos, generalmente mucho más pequeños que las bacterias y necesitan de un cuerpo anfitrión para prosperar y reproducirse, es simplemente "un dato" como pequeños paquetes con información dentro. Los virus son potentes porque “evolucionan rápidamente, no se ven afectados por los antibióticos, pueden ser esquivos, pueden ser versátiles, pueden infligir tasas extremadamente altas de mortalidad.

Predominantemente, los virus tienen la reputación de ser causantes de contagio. Los eventos generalizados de enfermedad y muerte sin duda han reforzado tal reputación. El brote de ébola de 2014 en África occidental y la pandemia de gripe porcina / H1N1 de 2009 (un brote mundial generalizado) y recientemente el virus causante del covid-19 probablemente vienen a la mente. Si bien estos virus ciertamente son enemigos astutos para los científicos y los profesionales médicos.

 

¿Cómo funcionan?

La función principal del virus o virión es entregar su genoma de ADN o ARN en la célula huésped para que el genoma pueda ser expresado (transcrito y traducido) por la célula huésped.

Primero, los virus necesitan acceder al interior del cuerpo de un anfitrión. Las vías respiratorias y las heridas abiertas pueden actuar como puertas de entrada para los virus. A veces, los insectos proporcionan el modo de entrada. Ciertos virus se deslizarán en la saliva de un insecto y entrarán al cuerpo del huésped después de que el insecto pique. Estos virus pueden replicarse tanto en el interior de las células del insecto como del huésped, lo que garantiza una transición suave de uno a otro. Los ejemplos incluyen los virus que causan la fiebre amarilla y el dengue.

Luego, los virus se adhieren a las superficies de la célula huésped. Lo hacen reconociendo y uniéndose a los receptores de la superficie celular, como dos piezas de rompecabezas entrelazadas. Muchos virus pueden unirse al mismo receptor y un solo virus puede unirse a diferentes receptores de la superficie celular. Si bien los virus los usan para su beneficio, los receptores de la superficie celular están diseñados para servir a la célula.    

Una vez dentro, los virus liberan sus genomas y también interrumpen o secuestran varias partes de la maquinaria celular. Los genomas virales dirigen a las células huésped para que produzcan en última instancia proteínas virales (muchas veces deteniendo la síntesis de cualquier ARN y proteínas que la célula huésped pueda utilizar). En última instancia, los virus se acumulan a su favor, tanto dentro de la célula huésped como dentro del propio huésped creando condiciones que les permiten propagarse. Por ejemplo, cuando se padece un resfriado común, un estornudo emite 20.000 gotitas que contienen partículas de rinovirus o coronavirus, tocar o inhalar esas gotitas es todo lo que se necesita para que un resfriado se propague.

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales