iNFO XXI

Compartir

¿Qué son los sueños lucidos?

Un sueño lúcido es un sueño que tiene la particularidad que el individuo que lo realiza tiene conciencia de que esta soñando. Se puede dar espontáneamente o ser inducido mediante ejercicios. Estos se presentan en la mayoría de los casos, en la fase R.E.M (movimiento rápido del ojo) del sueño. La consciencia de soñar le da al individuo la posibilidad de controlar a conveniencia, no sólo sus acciones, sino también el contenido y desarrollo de los sueños.

El psicólogo Paul Tholey distinguía el sueño normal del lúcido con base en los siguientes criterios:

  • El soñante es consciente de que está soñando.
  • El soñante dispone de su libre albedrío.
  • El soñante cuenta con sus capacidades normales de raciocinio.
  • Su percepción de los cinco sentidos es comparable a la de la vigilia.
  • El soñante cuenta con los recuerdos de los que dispone cuando está despierto.
  • El soñante recuerda con claridad su sueño al despertar.
  • El soñante es capaz de interpretar el sueño dentro del mismo sueño.

Se estima que aproximadamente la mitad de nosotros ha tenido esta experiencia, con alrededor del 20% experimentando el fenómeno mensualmente y el 1% teniendo varias experiencias de este tipo cada semana.

El hecho de saber que está soñando le permite al soñador ampliar un gran número de opciones, así como abordar el contexto onírico con una mayor libertad de acción. No solo puede controlarse a sí mismo y a sus actos, sino también intervenir deliberadamente en el ambiente, los personajes y el desarrollo de su sueño.

El psico fisiólogo Stephen LaBerge es uno de los mayores especialistas en la materia de los sueños lúcidos, durante más de 20 años ha llevado a cabo para la Universidad de Stanford, numerosas investigaciones en dicho campo. Sus estudios han servido tanto para conocer más sobre cómo se crean y controlan los sueños lúcidos, como para identificar posibles beneficios terapéuticos de los mismos, entre los que se incluyen tratar el trastorno de estrés postraumático, las pesadillas recurrentes o la ansiedad.

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales