iNFO XXI

Compartir

Por qué fracasamos tanto? Cómo avanzar y ser cada día mejores

Cómo transformarse, lograr un cambio absoluto y obtener beneficios

"El éxito llega para todos aquellos que están ocupados buscándolo" (Henry David Thoreau)

¿Sabes por qué fracasamos tanto? en un estudio hecho por el catedrático John Kotter, profesor emérito de Harvard Business School, se demostró científicamente que el cerebro no quiere cambiar, es tan instintivo, tan animal y tan flojo que no quiere hacer las cosas diferentes porque si lo hiciera gastaría tres veces más energía.

Sería genial poder decirle a tu cerebro: "desde ahora en adelante en este cuerpo y en este cerebro se va a hacer lo que yo ordene y no lo que tu mandas". El problema es que tu eres tu cerebro. 

Normalmente los procesos cerebrales que buscan la estabilidad dominan la mente del ser humano, por eso quedarte en la zona de confort hace que gastes poco, mientras que elaborar las cosas de diferente manera produce que consumas tres veces más energía. 

Solo si impones tu voluntad de seguir adelante y trazarte nuevas metas, tu cerebro podrá ganarle a su propio conformismo.

El cerebro dice: "Mejor no hay que gastar energía porque la necesitamos para algo tan básico como comer, cazar, reproducirnos y sobrevivir". Es muy instintivo; no está diciendo todos los días "Sé mejor, aprende, muévete, cambia". Esto tienes que imponértelo con fuerza de voluntad.

Durante la mayor parte de la historia humana, hemos sido cazadores-recolectores, viviendo en grupos donde los individuos tenían roles y vidas establecidos. Aunque a veces era peligrosa, la vida era en gran parte predecible. El cerebro evolucionó para ser notablemente bueno en el reconocimiento de patrones y la creación de hábitos, convirtiendo conjuntos muy complejos de comportamientos en algo que podemos hacer en piloto automático . (¿Alguna vez condujo a casa desde el trabajo y terminó en su camino de entrada, sin recordar haber conducido a casa? Ese es el tipo de cosas de las que estamos hablando).

Dado que los hábitos y los patrones reconocibles son una especie de "cosa", el cerebro evolucionó para ser reacio a la incertidumbre. Cuando las cosas se vuelven menos predecibles y, por lo tanto, menos controlables, experimentamos un fuerte estado de amenaza. Es posible que ya sepa que la amenaza conduce a respuestas de "lucha, congelación o huida" en el cerebro. Es posible que no sepa que también conduce a una disminución de la motivación, el enfoque, la agilidad, el comportamiento cooperativo, el autocontrol, el sentido de propósito y significado, y el bienestar general. Además, la amenaza crea impedimentos significativos en su memoria de trabajo: no puede retener tantas ideas en su mente para resolver problemas, ni puede extraer tanta información de su memoria a largo plazo cuando la necesita. Amenazas de incertidumbre literalmentenos hacen menos capaces, porque lidiar con ellos no es algo para lo que nuestro cerebro haya evolucionado.

Prosperar a través del cambio y la incertidumbre no es fácil. Sin embargo, armado con las estrategias correctas para ayudarse a sí mismo y a los demás, estamos seguros de que lo logrará.  

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales