iNFO XXI

Compartir

¿Cuáles son los procesos fundamentales de la memoria?

Tenemos tres procesos o pasos que explican como la memoria guarda la información; estos son:

Codificación. La codificación se refiere al proceso mediante el cual se registra la información. Es decir, cómo se toma, comprende y modifica la información para permitir un mejor almacenamiento. La información generalmente se codifica a través de uno o más métodos: Codificación visual (cómo se ve algo), codificación acústica (cómo suena algo), codificación semántica (qué significa algo), y codificación táctil (cómo se siente algo). Si bien la información generalmente ingresa al sistema de memoria a través de uno de estos modos, la forma en que se almacena esta información puede diferir de su forma original codificada.

El almacenamiento se refiere a cómo, dónde y cuánto tiempo se retiene la información codificada dentro del sistema de memoria. El modelo modal de memoria (almacenamiento) destaca la existencia de dos diferentes tipos: memoria a corto plazo y memoria a largo plazo ¿Cómo se almacena? La información codificada se almacena primero en la memoria a corto plazo y luego, si es necesario, se registra en la memoria a largo plazo. Los psicólogos Atkinson y Shiffrin argumentan en 1968 que la información que se codifica acústicamente se almacena principalmente en la memoria a corto plazo y solo se mantiene allí mediante la repetición constante. El tiempo y la falta de atención pueden hacer que se olvide la información almacenada en la de corto plazo. Esto se debe a que la memoria de corto plazo solo dura entre 15 y 30 segundos. Además, solo almacena entre cinco y nueve datos de información, siendo siete el número promedio. La memoria a largo plazo, tiene una inmensa capacidad de almacenamiento, y la información almacenada dentro de ella, se puede mantener allí indefinidamente. La información que está codificada semánticamente se almacena principalmente en la de largo plazo; sin embargo, esta también almacena información codificada, visual y acústicamente. Una vez que la información se almacena dentro ambas memorias, las personas necesitan recordarla o recuperarla para hacer uso de dicha información.

Recuperación. La recuperación es el proceso mediante el cual las personas acceden a la información almacenada. Debido a sus diferencias, la información almacenada en la memoria de corto plazo y la de largo plazo, se recupera de forma distinta. Mientras que la corta se obtiene en el orden en que se almacena (por ejemplo, una lista secuencial de números), la larga se recupera mediante asociación (por ejemplo, recordando dónde estacionó su automóvil, regresando a la entrada a través de la cual accedió al centro comercial).

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales