iNFO XXI

Compartir

¿Cómo se trasmiten las enfermedades infecciosas?

Durante las últimas tres décadas, se han identificado 37 nuevos patógenos humanos como amenazas de enfermedades. Se estima que el 12 por ciento de los patógenos humanos conocidos han sido reconocidos como emergentes o reemergentes.

Las enfermedades infecciosas representan aproximadamente una cuarta parte de las muertes en todo el mundo, y en 2008 causó más de dos tercios de los 8,8 millones de muertes estimadas en niños menores de cinco años.

¿Pero cómo llegan a los seres humanos este tipo de enfermedades? Existen varias maneras

 

Animales portadores (zoonosis)

En su mayoría las enfermedades que afligen a las personas hoy en día son causadas por microbios cuyos antepasados ​​provienen de animales domesticados, por primera vez, por los primeros humanos. Los biólogos creen que el virus del sarampión se originó en el moquillo canino y la peste bovina, una enfermedad del ganado; que los rinovirus, agentes del resfriado común, nos llegaban de los caballos; y que la viruela es un pariente cercano de la viruela vacuna.

Más de la mitad de los virus y otros patógenos conocidos, se originaron o provienen directamente de los animales; el resto proviene del entorno que nos rodea, como el agua, suelo, y el aire.

 

Transmisión directa de animal al humano o de un humano a otro

El virus se trasmite directamente de los animales a los humanos. Existen muchos ejemplos de transmisión directa. La toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria que generalmente causa síntomas leves, similares a los de la gripe en los seres humanos (pero una enfermedad potencialmente más grave en personas con sistemas inmunitarios comprometidos), infecta a muchos animales de sangre caliente. Los gatos juegan un papel importante en la propagación de la enfermedad cuando se infectan al comer roedores o pájaros pequeños infectados y luego transmiten el parásito a los humanos a través de sus heces. La leptospirosis, una enfermedad bacteriana que se transmite a través de la orina de animales infectados, o a través del suelo o agua contaminada con orina infectada, puede causar una amplia gama de síntomas en los seres humanos, que incluyen fiebre alta, vómitos e incluso meningitis e insuficiencia hepática. Y recientemente se dio a conocer que el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) es un ejemplo reciente de esto. En el 2003, esta nueva y mortal enfermedad viral se extendió desde la provincia china de Guangdong y se extendió rápidamente por todo el mundo antes de ser contenida ese mismo año. El SARS se originó en los murciélagos de herradura chinos, animales que se utilizan para la alimentación y la medicina en muchas partes de Asia.

Los virus y bacterias también puedes pasar de una persona a otra a través del contacto físico, relaciones sexuales, de la madre al feto, al estar cerca de una persona cuando tose o estornuda o estar en contacto con fluidos corporales

 

Transmisión indirecta por picaduras de insectos

Las enfermedades que se transmiten a los seres humanos indirectamente a través de un insecto, un artrópodo (animales con apéndices articulados y exoesqueletos, como las garrapatas) u otro animal (como los caracoles, que transmiten el parásito responsable de la esquistosomiasis) se denominan enfermedades transmitidas por vectores. Los vectores transportan virus, bacterias o parásitos que causan enfermedades de un huésped a otro, entregando estos patógenos a los humanos y otros huéspedes de sangre caliente. Los propios vectores no suelen sufrir efectos nocivos de los organismos que transportan.

Muchas otras infecciones comunes, como la malaria, la fiebre amarilla, la enfermedad de Lyme y el tifus, se transmiten a los humanos de los animales a través de las picaduras de insectos y otros artrópodos. De hecho, casi la mitad de la población mundial está infectada actualmente con una enfermedad transmitida por vectores.

 

Por la alimentación

Las enfermedades transmitidas por los alimentos se producen cuando un huésped susceptible consume alimentos o bebidas contaminados. Muchos microorganismos diferentes que causan enfermedades (bacterias, virus y parásitos) pueden contaminar los alimentos y los líquidos, cada uno de ellos potencialmente asociado con una enfermedad diferente. Las causas más comunes de enfermedades transmitidas por alimentos.

En los últimos años la producción y distribución de alimentos para el mundo desarrollado ha involucrado cada vez más a redes globales extensas y complicadas. Este sistema en expansión produce alimentos que, si se contaminan, aumentan el potencial de epidemias generalizadas. En esta economía alimentaria gigante, abundan las oportunidades para que los alimentos entren en contacto con patógenos. Las canales de carne y aves de corral pueden contaminarse durante el sacrificio por contacto con pequeñas cantidades de contenido intestinal. Las frutas y verduras frescas se contaminan si se lavan o se riegan con agua contaminada con estiércol animal o aguas residuales humanas.

Los alimentos crudos de origen animal son los que tienen más probabilidades de estar contaminados, lo que puede producir enfermedades como la salmonela, como por ejemplo, carnes y aves crudas, huevos crudos, leche no pasteurizada y mariscos crudos. Los alimentos para los que se combinan estos productos de muchas fuentes y se procesan por lotes también son peligrosos, porque un patógeno presente en cualquiera de los animales podría contaminar todo el lote.

Los consumidores pueden reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos siguiendo las siguientes prácticas seguras de manipulación y preparación de alimentos:

Lávese bien las manos con agua tibia y jabón antes de manipular alimentos.

Cocine bien la carne, las aves y los huevos. Use un termómetro para medir la temperatura interna de la carne, para asegurarse de que esté lo suficientemente cocida para matar las bacterias. La carne molida, por ejemplo, debe cocinarse a una temperatura interna de 160 ° F. Los huevos deben cocinarse hasta que la yema esté firme.

Muchas de las enfermedades infecciosas son mortales y cobran millones de vidas en todo el mundo cada año: infecciones del tracto respiratorio inferior, enfermedades diarreicas, VIH / SIDA, tuberculosis y malaria. Juntos, representan casi una quinta parte de las muertes a nivel mundial.

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales