iNFO XXI

Compartir

7 hábitos para mantener la casa limpia

Si bien es cierto que a todos nos gusta volver a casa y encontrar una casa limpia, también es cierto que no todos disfrutamos de hacer la limpieza. Hacer una limpieza profunda te puede tomar horas e incluso días, pero hay familias que han encontrado la forma de que todo se mantenga en orden. El secreto de una casa siempre limpia y ordenada está en crear pequeños hábitos que se conviertan en parte de tu rutina diaria. Hábitos que te aseguran tener un hogar prolijo sin tener que hacer cambios drásticos.

1. Hacer la cama.

Empiece por tender su cama una vez se levante, si hay algo que haga ver la habitación ordenada es la cama, incluso si hay más cosas en desorden. Tender la cama le ayuda a comenzar el día con una sensación de productividad y orden.

2. Limpiar después de cocinar.

Cuanto más tiempo dejes que tus ollas y sartenes sucios, más difícil será limpiarlas. Sabemos que ha sido un día largo, pero si enjuaga rápidamente sus platos y carga el lavavajillas inmediatamente después de comer, el fregadero estará limpio antes de que se dé cuenta.

Tener todos estos electrodomésticos uno al lado del otro sobre el tope de la cocina también hará que su cocina se vea desordenada y dejará poco espacio para la preparación de comidas, así que considere guardarlos fuera de la vista una vez que haya terminado de usarlos.

3. Barrer regularmente.

Un barrido diario de la casa recoge y mantiene a raya la suciedad, y si tiene mascotas peludas o es una familia que usa zapatos en el interior, cualquier esfuerzo para limpiar los pisos puede marcar una gran diferencia en la limpieza de su hogar.

Nada hace que una casa se sienta más limpia que tener pisos limpios, así que hágalo con la mayor frecuencia posible una buena idea puede ser antes de ir de irse a dormir para evitar que se acumulen las cosas (también le dará más impulso para crear el hábito de mantener los pisos limpios y ordenados para que no lo haga).

4. Hacer una carga de ropa a diario.

Evite las cestas desbordadas de ropa sucia, poniendo una lavadora todos los días. Es una tarea inevitable (mantener a su familia vestida es algo necesario), por lo que, si lo hace de manera constante, no se acumulará y así cuando llegue el fin de semana esta tarea no se apoderará de todo su domingo.

5. Secar el baño después de cada uso.

Secar la ducha y el lavamanos después de usarlo evitara que se manche el piso y las superficies puede hacerlo después de bañar a los niños o cuando ya todos estén durmiendo, ahorra mucho tiempo de limpieza que si tuviera que restregarlo cada semana.

6. Haga un recogido rápido antes de irse a dormir.

Guarde los juguetes, zapatos o mantas y asegúrese de que las mochilas y bolsas estén listas para el día siguiente. Te lo agradecerás por la mañana.

7. Ordena sobre la marcha

Colocar todo en su lugar una vez que lo uses, y para eso todo debe tener su lugar, es la mejor manera de todas de tener un hogar ordenado y enseñar al resto de la familia a que también lo hagan

Comience a incorporar estos hábitos de limpieza del hogar en su horario poco a poco, y construirá su camino para tener un hogar ordenado todos los días.

Para más consejos puede ver el siguiente video 

Compartir

  • Si te gustó el contenido no dejes de compartirlo en redes sociales